LA HISTORIA ES UNA SUCESIÓN DE HECHOS Y FECHAS. UN COLEGIO DIFERENTE, SE NARRA DE UNA MANERA DISTINTA.

Este es el relato de NUESTRO instituto. Lo contamos con la misma pasión que enseñamos.

Comenzamos la vida del Instituto Cultural Tristán Suárez como esos sueños quijotescos irrealizables en los que se necesitan héroes u osados. Es así como llegamos al llamado de la Sra Directora de la Escuela n° 4 Canale, Elvira J. R. de Voglino y de la Vicedirectora Sra Lía G. R. de Zoia, que, soñando con un colegio secundario, les hablan a las Comisiones Internas de la Escuela Primaria, conversan con gente representativa de Tristán Suárez, provocando diversas reacciones: algunos parecen no ver las ventajas que el citado colegio representaría; otros intentan y se desalientan por lo complicado y abandonan.

Es entonces cuando se crea una Comisión integrada por Antonio V. Blanco, Nelly S. C. de Erratchú, Elvira J. R. de Voglino, Irma B. de Schultz, Rosalía F. de Asseff, María E. Camescasse, Susana D. de Fernández, Ana O. de Hostnik, Concepción R. de Asseff, Manuel Vázquez, Ilbia Avalos, Norma Iglesias, Etela B. de Diz, Atilio Voglino, Atilio Caraune y Lía G. R. de Zoia.

Corría el mes de noviembre de 1962 y se pretendía concretar lo planeado, para marzo de 1963.

Desde aquel momento no hubo tranquilidad para nadie de los que se habían propuesto llevar a felíz término tan importante misión.

Y así se llegó a una Asamblea Popular realizada el 27 de enero de 1963, para aprobar los Estatutos que regirían los destinos del Instituto flamante y la elección del Consejo Directivo, responsables directos ante las autoridades nacionales de la finalización del diligenciamiento comenzado y de la buena marcha de lo que en adelante se llamaría “Instituto Cultural Tristán Suárez”en sus dos ramas: Comercial y Ciclo Básico”. Tramitados los debidos permisos se inicia el primer ciclo lectivo. La escuela primaria Canales albergaba entonces, poniendo a dispocición sus aulas, al nuevo colegio de nivel secundario.

Ese día hicieron uso de la palabra el Presidente del Instituto Señor Antonio V. Blanco, la Señora Rectora Elvira J. R. de Voglino y el padre de una alumna Señor Luis R. Cabral. Y en una sencilla pero muy emotiva ceremonia se dio por finalizado el acto.

El 5 de mayo del mismo año se realiza la inauguración oficial. Presidieron la ceremonia Monseñor Casanova, los Comisionados Municipales de Esteban Echeverría y Lomas de Zamora, Coronel Cirulli y Arnaldo Sánchez respectivamente, el Secretario de las Primeras Comunas señor Alvarez, el señor Spiro Ungaro en representación del Ministro de Educación de la Provincia, el Inspector Seccional de Escuelas señor Luis F. Iglesias, miembros del Consejo Directivo -y otras personalidades.

El Instituto contaba con 158 alumnos a los que se impartía enseñanza laica en las dos ramas antes mencionadas, en el turno vespertino. Los primeros docentes fueron los maestros de la escuela Canale junto a médicos, abogados y peritos mercantiles que vivían en el pueblo.

Se fijó el día de la Tradición del 15 de noviembre de 1964 la entrega del edificio donado por la Sucesión de Antonio Bráncoli a este Instituto con lo que se aseguraba el funcionamieto posterior a los permisos otorgados en un establecimiento edilicio propio, situación que se vio aplazada tanto por cuestiones económicas como legales.

La Comisión Directiva del Instituto estaba conformada por: Presidente Sr Antonio V. Blanco; Vicepresidente Dr. Bernardo Ferro; Secretaria Sra Nelly Susana Ciucci de Erratchú; Prosecretaria Sra Lía G. Rebizo de Zoia; Tesorera Sra María Esther H. de Camescasse; Protesorera Sra Susana Domínguez de Fernández; Vocales titulares: Ana O. de Hostnik, Dr. Néstor Costa Quiroz y Estela Berasain de Diz; Vocales suplentes: Sr. Roberto Oscar Fernández, Sra Irma Berasain de Schultz y Sr Bernardo Fillastre. Revisores de cuentas titulares: José Penkale, Atilio Caraune, Dr Luciano Penzo y suplente: Atilio Voglino.

En 1966 luego de cumplidos los tres años del ciclo básico, una nueva oportunidad se abrió para la comunidad: la primera Escuela de Formación de Maestros, más conocida como la Escuela Normal.

El Instituto amplía entonces su composición docente y empiezan a llegar profesores de Monte Grande, Cañuelas y hasta de Capital Federal. La entonces profesora de filosofía, Edith Isola, asume el cargo de Directora de Estudios, poniendo en marcha proyectos educativos que acompañen la transformación de la realidad cultural.

Este establecimiento posibilitaba a muchos alumnos “trabajadores” continuar su formación.

El horario del Bachillerato y Comercial era de 18:00 a 22:10 hs y el del Magisterio de 13: 00 a 17: 30 hs funcionando en una casa anexa con dos habitaciones destinadas a 4° y 5° año Normal.

Para el año 1983 la Profesora Ísola ocupó el cargo de Directora y Silvia Zajur el de Directora de Estudios respectivamente.

Cuando las necesidades culturales nacionales cambiaron, se cerraron las escuelas Normales para dar paso a la formación docente por institutos creados para tal fín. Nuestro colegio asumió el cambio y abordó la modalidad Bachillerato con Orientación Docente conocido como BOD.

Este “Cultural” dio los primeros maestros de Tristán Suárez, y aportó a la comunidad la simiente de médicos, abogados, contadores, políticos, etc. quienes además agrandaron la familia institucional eligiendo estas aulas también para sus hijos.

Las vicisitudes políticas nacionales nunca fueron ajenas ya que el impacto en la política educativa se refleja en todos los niveles, pero la institución luchó siempre por mantener su clima democrático y el respeto por la dignidad y los derechos humanos.

Crecía la ciudad, se asfaltaba, se iluminaba, se expandía el progreso y los sueños. En el Cultural, latía un anhelo acariciado desde siempre: LA CASA PROPIA.

Y el sueño rodó.....de a poco pero intensamente, sin descanso, con la infinita colaboración de los entonces alumnos con Irma Hofmann como representante legal “gestionando” y empujando en pleno cambio de Jurisdicción, cuando se pasa a depender ya no de la Nación, sino de la Provincia de Buenos Aires. Con otras escuelas también fundándose, El “Galpón” de Bráncoli 530 dio a luz con 500 adolescentes arrancando el ciclo lectivo.

Fue difícil como todo nuevo comienzo y esperanzado. Así siguió una historia ahora en sede propia que festeja 55 años educando para ser y crecer.

Hoy la Dirección Pedagógica esta a cargo de la Lic. María de los Ángeles Romero,la Vice Dirección Lic. Gabriel Scillama, la Secretaría Profesora Silvana Blain, Pro Secretario Profesor Carlos Franco y la Representación Legal está a cargo de la Profesora Valeria Savall.

El faro que guía es el mismo: el compromiso con la comunidad a través del proyecto pedagógico, el concenso y la continuidad en las decisiones, el ideal de mejora permanente.

CONTACTANOS

HACEMOS LO QUE CREEMOS: SOMOS Y CRECEMOS EDUCANDO PERTENECEMOS AL CULTURAL

Nuestro Colegio cuenta con un cómodo edificio que se adapta a las demandas educativas.

Incluye un Laboratorio de Informática, Bufette y servicio de Biblioteca. También se alojan las dependencias administrativas que permiten el funcionamiento de gestión institucional: Preceptoría, Secretaría, Dirección. El espacio curricular de Educación Física de nuestra institución se desarrolla a través de los siguientes deportes: Voley, Handball, Gimnasia rítmica.

Se procede a informar el “Mapa de Riesgo” previsto para el presente ciclo lectivo, que involucra al Personal de la Escuela Secundaria Básica y Superior:

  • Directora; Vicedirector; Secretaria; Profesores; Preceptoras/es; Bibliotecarias; Auxiliares.
  • ATENCIÓN y CUIDADO de los sectores del edificio, que presentan riesgo para los alumnos, si no están permanentemente supervisados por el personal a cargo: Baños, aulas, pasillos, playón, espacios verdes laterales, acceso al kiosco.
  • MOMENTOS A OBSERVAR:
    Ingreso de alumnos, egreso de los mismos, recreos, horas de clase, horas libres.
  • PERSONAL A CARGO:
    - Profesoras/ es: cuando ingresan los alumnos al aula o en el cambio de hora, no pudiendo quedar solos, por lo que deben solicitar la colaboración de la /el preceptora/or a cargo del curso, no pudiendo tampoco salir en horas de evaluación al patio y/o biblioteca;
  • Preceptoras/es: ingreso y/o egreso al establecimiento, recreos y horas libres.